El cabello siempre sufre las consecuencias del verano y ahora llega el momento que no puedes dejar escapar, ya no tienes excusa para empezar a cuidar de tu cabello. ¿Eres consciente y sabías que cada día nos caen entre 40 y 100 cabellos? No te asustes porque por suerte, el cabello está hecho de queratina, como las uñas, y al igual que estas, se regenera.

Tenemos que estar alerta cuando hay una desproporción entre el cabello que cae y el que nace, o bien cuando los nuevos cabellos no tienen la misma calidad que los que han caído. En la farmacia te podemos aconsejar el mejor tratamiento para ti y tu problema en concreto.

¿Sabes realmente por qué dejamos tantos cabellos en el peine cuando nos acabamos de peinar, o a la almohada cuando nos levantamos? ¿O por qué los cabellos que nos vuelven a crecer son más finos que antes?

Lo cierto es que la caída del cabello puede estar ocasionada por varias causas, como la genética (afecta casi en mitad de los hombres y al 10% de las mujeres), el estrés, el uso de productos inadecuados por el cabello, la alimentación o trastornos hormonales como el hipertiroidismo o la diabetes.

¿Y tienes idea de que hay medidas de prevención que nos ayudarán a mantener la buena salud del cabello?

Es recomendable, para empezar, limpiarlo dos o tres veces por semana con champú sin detergentes y con agua tibia o fría (puesto que el agua caliente deteriora su capa protectora). Es bueno alternar un champú neutro con otro especial para nuestro tipo de cabello: graso, seco, caspa, rizado, fin, linos, rizado… El acondicionador es imprescindible para desenredar el cabello y así evitar más perdida de cabello. Tampoco olvides utilizar una mascarilla, al menos una vez a la semana.

Frotar con la toalla para secar el cabello, es una mala costumbre. Rompemos la fibra capilar que, en el mejor de los casos, genera que el pelo quede completamente encrespado. Lo correcto es presionar la cabellera con la toalla para escurrir el agua.

También conviene moderar el uso de tintes y del secador, y cuando se utilice, hacerlo a una distancia mínima de 30 cm. Por otro lado, también nos ayudarán algunos hábitos cotidianos, como evitar el consumo de tabaco y seguir una dieta equilibrada y rica en vitaminas y minerales. La vitamina A, que ayuda a que el cabello crezca de forma rápida y saludable y se puede encontrar en alimentos como la zanahoria, los huevos y el queso. Recuerda que estamos en época donde la caída capilar es muy común. Si es el caso, no te asustes y empieza a cuidar tu cabello con más cura que nunca.