Archives for ojos

El verano y las lentillas

 

En ocasiones, el verano y las lentillas nos hacen pasar malas jugadas. Cuando mezclamos las piscinas, el mar, la arena y los ambientes secos con el uso de lentes de contacto hay que ser especialmente cuidadosos. Por ello, para poder disfrutar este verano de una buena visión y además segura, te damos una serie de recomendaciones que pueden ser de tu interés

 

Cómo limpiar las lentillas

Sigue esta guía paso a paso para limpiar las lentillas y consulta siempre las instrucciones de uso de los líquidos de conservación que te hayan recomendado.

 

  1. El mejor momento para limpiar y desinfectar las lentes de contacto blandas reutilizables es inmediatamente después de quitártelas
  1. Coloca la lente en la palma de la mano, que debe estar limpia y seca
  2. Aplica unas gotas de solución de limpieza diaria y utiliza el dedo meñique para frotar suavemente la superficie de las lentillas por ambas caras

  3. Aclara las lentillas con la solución y colócalas en su estuche

  4. Llena los dos compartimentos del estuche para lentes de contacto con la solución, coloca las tapas y déjalas en remojo hasta el momento de cambiar la solución. 

 

¡No te olvides de limpiar el estuche para las lentillas!

 

Todos somos conscientes de lo importante que es mantener limpias las lentillas, pero te sorprendería saber cuánta gente se olvida de limpiar el estuche de las lentillas.

El estuche tiene que estar tan limpio como las lentes de contacto, ya que a fin de cuentas están mucho tiempo en su interior.

Recuerda que cada vez que empieces un envase de líquido de mantenimiento, debes también estrenar un estuche nuevo. No uses varios estuches a la vez, es un riesgo innecesario.

 

Qué lentes de contacto son mejores para el verano

Las lentes de contacto ideales en esta época del año son las de un solo uso, así nos evitamos todo tipo de complicaciones asociadas a limpieza del material. No debemos olvidar que posiblemente en estas fechas iremos a la playa o a la piscina o que estemos en entornos con polvo y expuestos a temperaturas más elevadas y a la acción de los aires acondicionados. Todos estos factores tienden a resecar las lentillas, reducen su nivel de hidratación y pueden ocasionar molestias o contaminarse más fácilmente. Unas lentillas nuevas cada día evitan la mayoría de estos problemas.

Consulta si en tu caso las lentes de contacto de uso diario pueden ser una opción aceptable.

 

¿Puedo bañarme en la playa o en la piscina con mis lentes de contacto puestas?

En principio lo recomendable es no hacerlo, para evitar posibles incidencias con las lentes de contacto. No obstante, debemos ser conscientes de la realidad que afronta un usuario de lentes de contacto con una graduación elevada que le condicione su visión al salir del agua.

 

Recomendaciones para el uso de lentillas en verano

 

  1. Las lentes de contacto más seguras para usar en playa o piscina son las de un único uso. En cuanto acabas el baño, las puedes desechar y hacerte un buen lavado de ojos con suero fisiológico o un producto de baño ocular específico.

 

  1. Si usas lentes desechables quincenales o mensuales, mantenlas hidratadas y limpias con suero fisiológico o lagrima artificial, mientras estés en la playa o la piscina (no olvides que el sol deshidrata la lente de contacto!!!!). Al acabar el baño, igual que te duchas para eliminar la sal o el cloro de tu piel, haz lo mismo con las lentillas: «dúchalas» con suero fisiológico o lágrima artificial. Y si es posible ya las extraes y las guardas en su envase específico o lo haces al llegar a casa. Una buena higiene de ojos y de lentes te permitirá mantener tu buena visión y a la vez evitar riesgos innecesarios.

 

  1. Si usas lentes de tipo convencional (más de 3-6 meses) no se recomienda el uso en playa o piscina, puesto que podemos acabar utilizando demasiado tiempo una lente de contacto que quedó contaminada.

 

¡¡¡¡EL SENTIDO COMÚN EVITA MUCHAS COMPLICACIONES!!!!

 

Leer más

¿TE PICAN LOS OJOS?

El picor de los ojos es un síntoma que se produce cuando el ojo segrega un líquido diferente de la lágrima produciendo picor y/o escozor. Cuando nuestros ojos entran en contacto con un alérgeno o patógeno, nuestro sistema inmunológico intenta eliminarlo provocando picor en los ojos, escozor, enrojecimiento, sensación de arena, lagrimeo, aumento de la sensibilidad a la luz e inflamación de los párpados. Cuando tenemos picor buscamos alivio frotándonos los párpados y esto empeora la situación.

¿Cuáles son las causas del picor en los ojos?

  1. Alergia: se produce cuando la persona es sensible a ciertas sustancias a las que se expone, y su sistema responde liberando histamina, que es la encargada de las alteraciones en diferentes partes del cuerpo, sobre todo a piel y ojos. Podemos considerar que el polen, los ácaros y algunas mascotas son los principales desencadenantes de alergias oculares.
  2. Ojo seco: tiene lugar cuando hay déficit en la producción de lágrima o esta es de mala calidad. Es una de las causas principales del picor en los ojos. Que tengamos el ojo seco puede ser por: uso de lentillas, cambios hormonales, ambientes muy secos o la obstrucción de las glándulas de Meibomi. Estas glándulas son las encargadas de segregar una sustancia grasienta de la lágrima y facilita la lubricación del ojo.

Los últimos años han aumentado mucho los casos de ojo seco entre la población, causado también por el estrés y la costando exposición a pantallas digitales (aumentamos la concentración visual, parpadeamos menos y aumenta el riesgo de tener el ojo seco y de tener picor)

  1. Fatiga visual: causada por: conducir muchas horas, estar expuesto al sol sin protección, leer o coser en un ambiente con poca luz, entre otras. La fatiga visual puede dar picor en los ojos y, además, provocar un lagrimeo excesivo, irritación, enrojecimiento, necesidad de entrecerrar los ojos para ver mejor de cerca, dolor de cabeza, visión borrosa e inflamación de los párpados.
  2. Infecciones: causadas por microorganismos, bacterias, hongos y otros patógenos que provocan escozor y secreción de mucosa espesa. Las infecciones pueden ser muy contagiosas y pueden afectar a la visión.
  3. Irritaciones: causadas por el contacto con sustancias químicas de uso diario como cosméticos, maquillaje, jabones o desinfectantes. Hay que evitar el contacto con la sustancia irritante, limpiar el ojo con agua abundante y aplicar lágrimas artificiales. Si sigue el picor en los ojos, hay que ir al oftalmólogo.
  4. Higiene ocular inadecuada: puede causar infecciones e irritaciones oculares. Hay que tener una buena higiene de los ojos para evitar la proliferación de bacterias, sobre todo a la zona palpebral. Se pueden utilizar las toallitas oftálmicas estériles.

 

¿Como calmar el picor de los ojos?

Primero tenemos que ir al oftalmólogo para tener un buen diagnóstico, y según qué sea la causa seguiremos un tratamiento u otro.

Sequedad ocular: utilizaremos lágrimas artificiales por mejor la hidratación del ojo y la calidad de la película lagrimal. Si la persona con el tiempo presenta resistencia a los colirios habrá que cambiar la estrategia para tratar este ojo seco.

Irritación: primero hay que identificar cuál es el desencadenante y evitar tener contacto. Hace falta un buen lavado de ojos y aplicar lágrimas artificiales. Si el picor no desaparece, hay que acudir al oftalmólogo para evitar lesiones más graves.

Fatiga visual: los colirios nos pueden ayudar a disminuirla, pero hay que usar las ojeras con la graduación correcta, ojeras de sol cuando hace falta, intentar hacer descansos cada 20 min de la pantalla del ordenador y trabajar con la iluminación adecuada.

Infecciones: una infección ocular es una patología muy delicada que hay que tratar el más bien posible. El tratamiento que seguir variará según qué sea el patógeno causante. Normalmente será el médico u oftalmólogo que nos prescribirá el tratamiento adecuado.

Alergias: primero hay que lavar los ojos con agua abundante para eliminar cualquier residuo. En segundo lugar, podremos aplicar unas gotas antihistamínicas, pero siempre que nos lo aconseje el oftalmólogo

 

¿Qué podemos hacer para evitar el picor en los ojos?

Cuando sabemos cuál es la causa de este picor podremos adquirir buenos hábitos para evitar este malestar y que se pueda repetir en futuras ocasiones.

Recomendaciones para poner en práctica:

  • lavar bien los ojos una vez al día mínimo
  • retirar el maquillaje correctamente, usando un hielo por la cara o con una solución específica para los ojos.
  • usar ojeras de sol siempre que estemos expuestos
  • evitar el contacto con las sustancias/factores que nos han producido alergia/infección/irritación con anterioridad.
Leer más

Este sitio web utiliza cookies de terceros para realizar análisis de uso y de mediación de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Puede cambiar la configuración u obtener más información haciendo clic en Más información. ACEPTAR

Aviso de cookies