¿Qué son las copas menstruales?

La copa menstrual es un dispositivo reutilizable para la higiene íntima que recoge el flujo menstrual durante la menstruación. Existen varios modelos de copas menstruales disponibles en el mercado, fabricados en distintos materiales: látex, silicona, o plástico quirúrgico. Es reutilizable y puede durar alrededor de 10 años con el mantenimiento adecuado.

El modelo más común de copa menstrual es en forma de campana; otro tipo de modelo menos común, realizado en polietileno tiene la forma del diafragma. Por ser muy flexible y suave, el modelo desechable se puede utilizar durante las relaciones sexuales (aunque no es un anticonceptivo y no debe utilizarse con esa finalidad).

Aunque deberás tener en cuenta algunas características a la hora de adquirir la tuya, puedes estar tranquila; ni siquiera notarás que la llevas puesta.

Se utiliza diariamente durante todo el ciclo. Sí, sí todo el ciclo, por lo que la puedes usar por la noche sin problemas, puedes dormir tranquila y plácidamente.

Luego, tan solo la esterilizas con agua hirviendo y la guardas hasta tu siguiente menstruación.

Ventajas del uso de la copa menstrual

Algunas de las ventajas de las que te beneficiarás cuando empieces a usar una copa menstrual son las siguientes:

COMODIDAD

  • Son hipoalergénicas.
  • No produce sequedad en la mucosa vaginal, incluso se puede colocar antes de la menstruación.
  • Puede ser lavada fácilmente con agua y jabón, cada vez que la vacías de sangre.
  • Como no absorbe la sangre, protege de infecciones vaginales por contacto con compresa cargada.

AHORRO

  • Aunque su coste es elevado, puede ser usada hasta 10 años, siempre que la cuides correctamente.

SEGURIDAD

  • Dependiendo del flujo de cada mujer, pueden proteger durante 12 horas o más.
  • Debido a su buen ajuste, no existe riesgo de desbordamiento. Por lo tanto, se puede hacer vida normal, sin accidentes al dormir o hacer deporte…

ECOLÓGICA

  • Con su uso, se evitan productos desechables que dañan el medio ambiente.
  • Su producción es menos contaminante que la fabricación de tampones y compresas menstruales.

A LO LARGO DE NUESTRA VIDA, UNA MUJER PRODUCE 170 KG DE RESIDUOS PARA LA MENSTRUACIÓN.

Inconvenientes del uso de la copa menstrual

  • Manipularlo hace que te manches tus manos de sangre, después debes lavarlas con agua y jabón.
  • También necesitas agua y jabón para limpiar la copa cuando la sustraes, lo que puede ser algo complicado en un baño público, aunque con la experiencia ves que no es tan difícil si alguna vez necesitas cambiarla en un baño público.
  • Tras la finalización de cada periodo, tienes que esterilizar la copa con agua hirviendo.
  • En ocasiones una talla incorrecta puede provocar fugas o molestias, a veces hay que probar varias tallas para dar con la medida correcta.